Solía odiar mi pecho. Siempre había sido la chica sin pecho de la clase de gimnasia. ¡Y ahora es mi oportunidad de presumir de pecho!

Katie, 21

“Siempre hay una, ¿verdad? Una que se oculta detrás del primer
sujetador y de una camiseta bajo la ropa de deporte del colegio
para que nadie vea nada. Esa era yo. Todavía seguía ocultándolo
en el gimnasio hasta el año pasado.

Siempre fui la ‘plana’, la amiga de las chicas con curvas que se
quejaban de las dietas. Me quedaba allí sentada, de brazos
cruzados sobre mi pecho plano, deseando engordar un poco para
poder llenar la copa A del sujetador.

Solía odiar mi pecho. No se podían considerar pechos, no lo eran,
era más un pezón y ya está. Y, a veces, después de unas copas de
vino, me lanzaba a hablar sobre ello. Lo peor de todo era que las
otras chicas se reían de mí y decían que mejor aprovechar al
máximo el no tener que ponerme sujetador. O que las modelos no
tienen pecho y que debería estar agradecida.

Lo cierto es que me sentía fatal, muy poco femenina, como si
fuera un chico, tímida. Murió mi abuela y me dejó algo de dinero,
entonces decidí hacer algo al respecto. Ella siempre había dicho
que las mujeres tenían que decidir por sí mismas y perseguir sus
sueños, pues eso hice yo…

El cirujano me recomendó quedarme con una talla pequeña, una copa
C, para que se ajustara a mi cuerpo, pero elegí una prótesis
redonda. Significa que el aspecto de mis senos es muy firme y,
aunque se ven naturales cuando los llevo tapados, ¡con el bikini
impresionan!

Fue un impulso sorprendente y mis amigos dicen que ahora soy
mucho más extrovertida. Creo que sentirme segura con mi cuerpo
se también ha influido en otras áreas de mi
vida. Hace dos meses conseguí un nuevo trabajo y no sé si la
chica tímida que era hubiera podido con las duras entrevistas.”

We’re sharing these stories to help you make an informed decision about surgery. Your personal results will depend on your natural breasts, frame and individual circumstances. Changing your shape can make a big difference to your confidence, but remember surgery can only change the size and shape of your breasts.
The rest is up to the new, more shapely you.