Yo no quería prótesis. Luego encontré el bulto y eso lo cambió todo.

Mairhead, 32

“No quería prótesis. No me había gustado nunca el look de las
modelos “glamour” y siempre había tenido unas opiniones bastante
críticas respecto a ver a las mujeres como objetos sexuales.
Siempre había pensado que la obsesión de los medios por los
pechos había influido en ello.

Y entonces descubrí el bulto, y eso lo cambió todo.

No voy a entrar en detalles, pero resultó ser maligno y había que
extirparlo. Aunque podía haberme hecho una tumorectomía y luego
someterme a seguimientos, opté por una mastectomía completa. No
podía vivir con la incertidumbre teniendo dos hijos menores de
cinco años.

Me había imaginado que si me pasara a mí algún día, podría seguir
viviendo mi vida con la ilusión de estar viva, aunque fuese con
un solo pecho. Pero la realidad es muy distinta.

Perder un pecho y que se me recordara la pérdida cada día era
como no haber vencido al cáncer. Y quería dejarlo todo atrás, con
lo cual mi médico me habló de las prótesis.

Me di cuenta de que había sido prejuiciosa y de que podían
implantarse prótesis anatómicas en varios tamaños, con lo cual el
resultado es un nuevo seno que parece uno de verdad.

Estoy muy contenta de haberlo hecho. Son las pequeñas cosas, como
llevar a los niños a la piscina sin preocuparme de que me mire la
gente. Ponerme lo que sea y seguir sintiéndome mujer.”

We’re sharing these stories to help you make an informed decision about surgery. Your personal results will depend on your natural breasts, frame and individual circumstances. Changing your shape can make a big difference to your confidence, but remember surgery can only change the size and shape of your breasts.
The rest is up to the new, more shapely you.